Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Comprando en Internet
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


La Internet y otros servicios “online” se están convirtiendo rápidamente en los nuevos mercados de bienes y servicios. Ofrecen todo un nuevo mundo de oportunidades de compra. Si bien la adquisición de estos productos puede parecer sencilla y conveniente, los consumidores deberían ser tan cautelosos en el ciberespacio, como lo son con cualquier compra personal, telefónica o con tarjeta de crédito, fuera de Internet. Una página de Internet espectacular, no significa necesariamente que la compañía sea legítima. Antes de decidirse a comprar, por favor considere lo siguiente.

Considere comprarle sólo a compañías que usted conozca
Utilice el mismo sentido común que utilizaría al comprar productos en una tienda, por correo, o por teléfono. Antes de ordenar algo de una compañía, requiera que le envíen información impresa, (cómo un folleto o un catálogo). Asegúrese de preguntar sobre la política de la compañía sobre reembolso y cambios, antes de comprar.

Proteja su información financiera personal
Comience por su conexión a Internet. Utilice un navegador seguro, que le permita encriptar datos, o enviar números de crédito u otra información personal en clave. Proteja su número de cuenta bancaria, de tarjeta de crédito, y toda su información personal, todo el tiempo. Si usted tiene dudas sobre el uso de esta información, considere usar el número 800 de la compañía, o usar un giro postal, o cheque, para pagar por su compra. Siempre imprima una copia de su orden y número de confirmación para su propio control.

Piense de manera segura
Los artistas de la estafa se están adaptando a la nueva tecnología tan rápido como lo han hecho a cualquier otra. Cuídese de pedidos de información tales como su número de seguridad social, para completar transacciones. Desconfíe si alguien le pide su contraseña o cualquier otra información utilizada para instalar su servicio online. Asegúrese de estar a gusto con una compañía antes de hacer negocios con ella.

Si suena demasiado bueno para ser cierto, probablemente no sea cierto
Este viejo dicho es tan cierto sobre la nueva tecnología, como lo ha sido sobre cualquier otra. A medida que la popularidad de la Internet crece, también lo harán los avisos engañosos, las estafas de viajes y los concursos dudosos que han existido desde siempre. Recuerde, la página Web de un artista de la estafa puede verse igual de profesional que la de una compañía legítima. Siempre sepa con quién está tratando.