Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Sorteos
Fuente: Oficina del Procurador General del Estado de Florida


Si recibe una carta o una llamada telefónica en la que le dicen que ganó una importante suma en efectivo u otro premio fantástico, sea sumamente precavido. Es muy probable que no haya ganado nada de valor y usted esté siendo simplemente la víctima de un hábil engaño publicitario ideado para inducirlo a comprar los productos de la empresa.

No pague para ganar
Los sorteos legítimos no le exigen que pague nada para recibir los premios. Si le dicen que debe pagar los impuestos por adelantado, es probable que lo estén engañando. Los impuestos se pueden deducir del premio en efectivo o, más comúnmente, la compañía informa al IRS (Servicio Interno de Rentas) y usted declara el premio en su declaración anual de rentas. Nunca debe pagarlos por anticipado. Las frases como “gastos de envío y manipulación” y “gastos de procesamiento” que, según la compañía, deben pagarse antes de la entrega del premio son claros signos de que el ofrecimiento no es legítimo. Cuando los premios son legítimos, las compañías pagan los gastos de envío.

Cuestione la descripción del premio
Ese “auto modelo1998" que le dicen acaba de ganar por un costo de entrega de $29,95 probablemente sea un auto a escala que merecerá un lugar en el fondo del cajón de juguetes de su hijo. Manténgase escéptico frente a descripciones como “mesa de pool conforme a regulaciones” y “piedras preciosas”. Por lo general, éstos y otros términos similares tienen por objeto engañarlo sobre el tamaño, la calidad y el valor del producto que supuestamente ganó. Haga preguntas y exija descripciones detalladas del premio que le están ofreciendo.

Sospeche de documentos que parecen oficiales
Las empresas de sorteos legítimas no intentan engañarlo acerca de quiénes son. Si le ofrecen un sorteo por correo que parece provenir de una oficina gubernamental o de algún organismo auspiciado o aprobado por el gobierno, sospeche de inmediato. Asimismo, si el ofrecimiento telefónico o por correo sugiere que debe contestar de inmediato y que no puede tomarse un tiempo para considerar o investigar la propuesta, probablemente lo estén engañando.

No informe a nadie el número de su tarjeta de crédito
Las compañías de sorteos legítimas no necesitan el número de su tarjeta de crédito. Si una empresa le dice que necesita los datos de su tarjeta de crédito “para asegurar el premio” o “para verificar”, es muy probable que, en realidad, le estén pidiendo esta información para otro propósito que le costará dinero.

Averigüe sobre la compañía
Asegúrese de que la compañía con la que está tratando tenga buenos antecedentes en el mercado. Verifique su nombre y domicilio. Si la dirección de la empresa es un apartado postal u otro servicio de recepción de correspondencia, proceda con cautela. Infórmese a través de la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales local y de la localidad donde se encuentra la empresa. También puede verificar con el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor del Estado de Florida al 1-800-HELP-FLA o en su sitio web www.800helpfla.com, con la Comisión Federal de Comercio o bien con la oficina local de servicios al consumidor del condado. Si trata con una empresa cuyas oficinas se encuentran fuera del Estado de Florida, también debe verificar con la Oficina del Procurador General y con los organismos de servicios al consumidor del estado correspondiente. Por último, también debe averiguar sobre cualquier empresa que le ofrezca un sorteo con la cual tenga pensado hacer negocios, a través del Centro Nacional de Información de Fraudes en el (800) 876-7060.