Protección al Consumidor

Cómo Protegerse: Planes de Inversión en Piedras Preciosas
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


Cada año miles de consumidores son víctimas de planes de inversión en piedras preciosas. No es inusual que las víctimas de estas estafas de inversión en piedras preciosas pierdan más de $100.000,00 en una sola estafa de venta telefónica. Los vendedores habilidosos tratan de convencerlo de que el dólar es débil y de que las piedras preciosas, las monedas exóticas, o los metales preciosos son inversiones seguras que aumentarán su valor de forma rápida. No se deje engañar. Muy pocos consumidores alguna vez obtuvieron ganancias de la inversión en piedras preciosas u otras mercancías, simplemente porque los consumidores no suelen tener la información suficiente para tomar decisiones de inversión.

Antes de invertir en piedras preciosas, haga los deberes. Investigue por su cuenta el mercado de las piedras preciosas.
Descrea instintivamente de todo lo que le dice el vendedor por teléfono. Acuda a la biblioteca de la zona. Lea el “Wall Street Journal”. Hable con algún joyero respetado de su zona. Pregunte. Asegúrese de que entiende sobre la calidad y la clasificación de las piedras preciosas. Aprenda los valores reales del mercado. Investigue la historia de las utilidades de la inversión en piedras preciosas. Un inversor poco informado seguramente perderá dinero invirtiendo en piedras preciosas.

Negocie con una empresa seria.
Llame a la agencia de protección al consumidor o a la Oficina del Procurador General del estado de procedencia de la empresa. Averigüe cuándo se constituyó la empresa por primera vez. Averigüe sobre el historial de quejas de consumidores de la empresa. Solicite información escrita a la empresa antes de realizar una compra. Tenga mucho cuidado con las empresas que se ponen en contacto con usted ofreciéndole vender piedras preciosas.

Tenga dudas sobre el certificado del vendedor garantizando el valor de las piedras preciosas.
Debido a que el valor y la clasificación son subjetivas, personas distintas pueden tener opiniones muy diferentes sobre el valor de una piedra preciosa en particular. El valor puede también basarse en muchos aspectos distintos (precio minorista, precio mayorista, costo de reposición, valor de liquidación en efectivo, etc.). Contrate por su cuenta a alguien de su confianza para realizar una cotización de las piedras preciosas que usted desea comprar. Asegúrese de conocer el valor de liquidación en efectivo, ya que ése es el precio que usted probablemente reciba si vende las piedras preciosas. Este precio puede ser mucho menor del que usted imaginó.

No se deje presionar para tomar una mala decisión.
Si el vendedor utiliza tácticas de alta presión para alentarlo a comprar en ese preciso momento (“sólo nos quedan unas pocas” o “la oferta finaliza mañana”), no realice operaciones con la empresa. Antes de comprar las piedras preciosas, pídale al vendedor que presente todos los términos de la venta por escrito, incluyendo las políticas de devolución y reventa.

La reventa de piedras preciosas.
Recuerde, las piedras preciosas no son una inversión líquida. Esto significa que por lo general no pueden revenderse rápido dejando ganancia. Si necesita vender las piedras preciosas de forma rápida, puede perder el dinero de su inversión. Además, aunque usted comprará las piedras preciosas a un precio minorista, probablemente las venderá a precio mayorista. Por esa razón, la mayoría de los inversores planean poseer las piedras preciosas por al menos diez años. Aún así, encontrar un comprador puede resultar muy difícil. Cuídese: los estafadores telefónicos (usando un nuevo nombre) suelen apuntar a antiguos compradores de piedras preciosas para victimizarlos nuevamente ofreciéndoles ayuda para vender sus piedras preciosas.

Si lo estafan.
Presente una queja en la Oficina del Procurador General en el estado en donde se encuentra la empresa. Esa oficina tal vez pueda ayudarlo a usted y a las demás víctimas de la conspiración.