Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Telemarketing
Fuente: Oficina del Procurador General del Estado de Florida


La mayoría de las ventas telefónicas las hacen negocios legítimos que ofrecen productos y servicios legítimos. Sin embargo, el fraude por telemarketing es un negocio de miles de millones de dólares en los Estados Unidos. El consumidor siempre debe estar alerta cuando le pidan que envíe dinero a compañías desconocidas. Los telemarketers fraudulentos son hábiles timadores y expertos en aparentar credibilidad. Las víctimas del fraude por telemarketing rara vez recuperan su dinero. Antes de responder a una solicitación por teléfono, tenga en cuenta lo siguiente:

No se deje apresurar para tomar una decisión
Los telemarketers fraudulentos utilizan tácticas de venta basadas en la presión. Quieren convencerlo de que compre los productos que ofrecen y recibir su dinero antes de que usted pueda identificarlos o cambiar de parecer. Los telemarketers fraudulentos están entrenados para no aceptar un "no" como respuesta. Algunos telemarketers recurren al insulto y a la discusión como técnica de venta. No se deje intimidar por la frase "se arrepentirá si no actúa ya mismo".

Tenga cuidado con estos ardides comunes del telemarketing:

  • Las “ofertas de premios" gratuitas nunca son gratuitas.
    Por lo general, el consumidor tiene que hacer algo para acceder al “premio gratis”. Por ejemplo, al consumidor se le pide que pague una tarifa por adelantado, compre otro producto, pague un impuesto o concurra a una presentación de ventas. Suele ocurrir que los premios no valen nada o están sobrevalorados.
  • Las vacaciones "gratuitas" o "de bajo costo" suelen costarle al consumidor mucho más de lo que se promete al principio.
    Hay costos ocultos y, normalmente, los viajes no se hacen realidad. Los telemarketers apuntan a los propietarios de tiempos compartidos y proveen información falsa acerca de supuestos inversores interesados, listos para comprar las unidades del consumidor a cambio de grandes sumas de dinero. La trampa: hacer un depósito por adelantado.

No proporcione información financiera por teléfono a compañías desconocidas
La única vez que debería suministrar información sobre su cuenta bancaria o tarjeta de crédito es cuando ya ha decidido hacer una compra, luego de investigar a la compañía. Tenga cuidado si la compañía quiere enviar a un cobrador para retirar el importe. ¿Por qué tanto apuro? Si usted pagó con tarjeta de crédito y no ha recibido el producto, notifique de inmediato y por escrito a la compañía de su tarjeta de crédito.

Investigue a la compañía
Los negocios legítimos comprenden cuando usted desea obtener información escrita sobre sus ofertas o compañías. Siempre solicite material escrito sobre cualquier oferta, inversión o acción benéfica. Si usted recibe folletos sobre inversiones, pídale a alguien que sepa sobre inversiones que examine los documentos. Entérese de cuánto hace que la compañía está operando. Comuníquese con la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales de su localidad o con agencias gubernamentales (por ejemplo, al Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor del Estado de Florida, (800) 435-7352, a la Oficina del Procurador General y a la Comisión Federal de Comercio) y pregunte si hay demandas o litigios pendientes.