Protección al Consumidor

Cómo protegerse: la estafa de la venta de tierras
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


La posesión de tierras es parte del sueño americano. Muchos consumidores consideran que la adquisición de tierras es una inversión segura. Sin embargo, muchos se desilusionan y caen en la cuenta de que su sueño se ha vuelto una pesadilla. Para aquellos que adquieren terrenos sin ningún valor, una segunda estafa puede estar a la vuelta de la esquina. Muchos artistas del engaño contactan a consumidores que poseen terrenos sin valor. Su intención es obtener dinero por adelantado a cambio de la promesa de vender el terreno a inversionistas extranjeros. Antes de adquirir tierras o pagar cargos por adelantado por la venta de su terreno, considere lo siguiente.

Desconfíe de la venta agresiva
Las promesas de una maravillosa oportunidad de inversión que no puede fallar deberían despertar su sospecha. Cualquier inversión implica un riesgo. Descrea de folletos impecables que retratan comunidades prósperas.

Antes de adquirir tierras siga los siguientes pasos.

  1. Visite la propiedad. No adquiera tierras por teléfono o correo. Hable con residentes de la zona.
  2. Averigüe los costos totales, tales como impuestos a los bienes raíces, y gravámenes (community assesment fees)
  3. Reúnase con agentes de bienes raíces de la zona para informarse sobre el mercado de esta propiedad. Averigüe cuánto tiempo tomaría vender la propiedad, de ser necesario.
  4. Consulte a la oficina de planeamiento del condado para informarse sobre proyectos que involucren propiedades y tierras cercanas a la zona, que puedan afectar el valor del terreno. Si la construcción de un basurero o aeropuerto están programadas para un futuro, es importante que usted lo sepa.
  5. Si la tierra no está urbanizada, averigüe quién costeará la construcción de carreteras, servicios y alcantarillas

Investigue a la compañía constructora o al representante de ventas.
Póngase en contacto con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (Department of Housing and Urban Development, HUD), su oficina local de atención al consumidor, la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau) y las agencias estatales que reglamentan la actividad de vendedores y contratistas de bienes raíces, para averiguar si existen quejas sobre la compañía. Averigüe cuánto hace que la compañía está en actividad. Investigue en archivos públicos para determinar si existen acciones civiles iniciadas en contra del vendedor o el constructor.

Consiga una copia del Informe de Propiedad (Property Report)
De acuerdo con la Ley de Divulgación Total de Venta de Tierras Interestatales (Interstate Land Sales Full Disclosure Act), los encargados del desarrollo de los terrenos que vendan o arrienden más de 100 lotes a través de comercio interestatal, deben registrarse ante el HUD. El encargado del desarrollo debe entregar al consumidor, una copia de un documento de divulgación llamado Informe de Propiedad (Property Report) antes de la firma del contrato o acuerdo.

Tengo un trato para usted
No envíe pagos por adelantado a compañías que se dedican a la venta de tierras, bajo promesa de vender su terreno a inversionistas extranjeros. Muchos inversionistas que han comprado terrenos que no pueden vender, a menudo son víctimas de la estafa del pago por adelantado. Estos inversionistas a menudo reciben una tarjeta con la promesa de la venta inminente de su terreno, a condición de un pago por adelantado. Sepa que si usted no es capaz de vender su poco codiciado terreno, probablemente nadie quiera comprarlo.