Protección al Consumidor

Cómo Protegerse A Sí Mismo: Automóvil-Reposesión
Fuente: Oficina del Procurador General de Florida


Cuando usted compra un coche, un camión o cualquier otro vehículo con un crédito, el acreedor mantiene importantes derechos en el vehículo hasta que haga el último pago. Estos derechos se establecen mediante el contrato que firmó y mediante la ley del estado. No hacer los pagos en el tiempo apropiado trae serias consecuencias. Su acreedor tiene el derecho de “reposeer” –retirarle- su coche sin ir a juicio y sin avisarle por adelantado. Sin embargo, la ley estatal pone límites en cómo el acreedor puede reposeer el vehículo y venderlo de nuevo para reducir o eliminar su deuda. Considere lo siguiente: Para más información, puede que quiera contactar con su abogado privado.

Hable con su Acreedor.
Ya que es difícil disputar una reposesión una vez que esta ha ocurrido, contacte con su acreedor en cuanto se de cuenta de que su pago va a llegar tarde. Muchos acreedores aceptarán un retraso si piensan que usted pagará en una fecha posterior.

¿Qué es el Incumplimiento?
Lo que constituye incumplimiento estará definido en su contrato. Un ejemplo podría ser el no hacer un pago a tiempo. Sin embargo, si su acreedor está de acuerdo con aceptar un pago tardío o con cambiar la fecha de pago, entonces los términos del contrato original ya no son efectivos. Si llega a un acuerdo para modificar su contrato original, asegúrese de que todo está por escrito y firmado por ambas partes del contrato.

Incautar el Vehículo.
Por lo general, su acreedor tiene autoridad legal para incautar su vehículo tan pronto como incumpla su préstamo. Una vez que está en incumplimiento, su acreedor puede reposeer su coche en cualquier momento del día o de la noche sin aviso previo. El acreedor también puede meterse en su propiedad para hacerlo. Sin embargo, el acreedor no puede cometer una “ruptura de la paz” mediante el uso de la fuerza física o amenazas de fuerza. Si ocurre una “ruptura de la paz”, se le puede pedir a su acreedor que pague una sanción o que le compense por cualquier daño que le hagan a usted o a su propiedad.

Reposesión Voluntaria.
Devolver voluntariamente el vehículo al acreedor puede reducir los gastos del acreedor para llevarse el coche y puede que reduzca la cantidad que usted le debe al acreedor. Pero recuerde, usted todavía será responsable de pagar cualquier déficit en su préstamo y su acreedor todavía podría meter la reposesión en su historial de crédito.

Revender el Vehículo.
Una vez que su coche ha sido reposeido, su acreedor puede decidir quedarse el coche como compensación por su deuda o venderlo ya sea en una venta pública o privada. En cualquier caso, su acreedor debe avisarle de lo que le ocurrirá al coche. Si el acreedor decide que quiere quedarse con el coche, usted tiene el derecho de pedir que se venda el coche en su lugar. Puede que quiera ejercer ese derecho especialmente si el coche vale más que la cantidad adeudada. Si el coche se vende en subasta pública, se le debe notificar la fecha por adelantado. Si se vende en una venta privada, se le notificará la fecha después de la cual se venderá. Cualquier reventa debe conducirse de manera “razonable comercialmente”. Por ejemplo, un precio de reventa que está por debajo del valor de mercado justo sería irrazonable. Si esto ocurre, puede poner una reclamación al acreedor por daños o una defensa contra un buen juicio deficiente. Por ultimo, puede que usted tenga derecho a volver a comprar el vehículo pagando toda la cantidad adeudada más los gastos en los que haya incurrido el acreedor. Además, usted puede ser capaz de restablecer su préstamo pagando la cantidad atrasada del préstamo más los gastos del acreedor.

Artículos Personales Dejados en el Vehículo.
Cualquier método que se use para disponer del vehículo reposeído, un acreedor no puede quedarse ni vender la propiedad privada encontrada dentro. Esto no incluye las mejoras realizadas en el coche tales como el equipo de sonido estéreo o el soporte para el equipaje. Si su acreedor no puede dar cuenta de los artículos de valor dejados en el coche, puede que tenga derecho a una compensación en cuyo caso debería consultar con un abogado.

¿Qué Es Una Deficiencia de Buen Juicio?
Una deficiencia de buen juicio es la diferencia entre lo que usted debe del préstamo y lo que el acreedor recibe cuando revende su vehículo. A un acreedor que ha seguido los procedimientos adecuados para la reposesión y venta generalmente se la permite que el demande por una deficiencia de buen juicio para recolectar el balance del préstamo. Si su acreedor ha cometido “ruptura de la paz”, éste podría perder el derecho a recolectar la diferencia de buen juicio. Si se le demanda, se le avisará de la fecha del juicio. Usted debería ir a la vista ya que puede que sea su única oportunidad de defenderse legalmente. Un abogado podrá informarle de si tiene motivos para impugnar una deficiencia de buen juicio.

Escoger un Asesor de Crédito.
Si necesita ayuda al ocuparse de sus deudas, puede que quiera usar los servicios de un asesor de crédito. La mayoría de las organizaciones de asesoramiento de crédito son benéficas y trabajarán con usted y con sus acreedores para organizar una forma manejable de tomar el control de su deuda. Pueden hacer de intermediarios entre usted y sus acreedores para negociar tarifas de interés más bajo y tasas menos agobiantes, y pueden organizar un plan de pagos que le permitan pagar del todo su deuda dentro de un periodo de tiempo fijado. Los asesores también le pueden ayudar a organizar un presupuesto y un plan para gastos futuros.

Sin embargo, el uso de una organización de la palabra “benéfica” no siempre significa que sus servicios sean gratuitos, costéales o incluso legítimos. Algunas organizaciones de asesores de créditos cobran honorarios sustanciales o animan a los clientes a hacer contribuciones "voluntarias". Como con todas las cuestiones financieras, los consumidores deberían tener cuidado de tratar solo con organizaciones con una buena reputación. Más información sobre organizaciones de asesores de créditos, incluyendo consejos para seleccionar una organización con una buena reputación, está disponible en dos sitios web mantenidos por la Comisión de Comercio Federal: http://www.ftc.gov/bcp/conline/pubs/credit/fiscal.htm o http://www.ftc.gov/bcp/conline/pubs/credit/kneedeep.htm. Puede llamar a la CCF gratuitamente el 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357), TTY: 1-866-653-4261. Información Adicional:

Para más información sobre las publicaciones sobre créditos o para obtener una copia de BestSellers – una lista completa de todas las publicaciones sobre consumidores de la CCF –contacte con: Referencia Pública, Comisión de Comercio Federal, Washington, DC 20580; (202) 326-2222. TDT (202) 326-2502