Protección al Consumidor

Cómo Protegerse: Empresas que se Salen del Negocio
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


Cuando una empresa cierra, puede hacerlo sin advertirlo previamente y puede resultar muy difícil recuperar mercaderías o depósitos dejados en la empresa. Para protegerse de perder dinero cuando una empresa cierra, tenga en cuenta lo siguiente:

Investigue a la Empresa.
Averigüe desde cuándo la empresa ha estado operando y tómese el tiempo necesario para investigar sus éxitos y fracasos pasados, especialmente si usted deja un elemento costoso para su reparación o hará un depósito importante. Llame a la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau) y a las agencias del gobierno como el Departamento de Agricultura y Servicios del Consumidor, la Oficina de Asuntos del Consumidor del Condado, la Oficina del Procurador General y la Comisión Federal de Comercio para determinar si hay reclamos o demandas pendientes. En el caso de una empresa de otro estado, puede ser recomendable llamar a las agencias y autoridades correspondientes del estado donde la empresa tiene su sede principal.

Solicite Referencias.
Averigüe si la empresa pertenece a alguna asociación, y pregunte a esa asociación si ésta tiene buena reputación. También debe preguntar a sus amigos, compañeros de trabajo y familiares si conocen a la empresa.

Mire a su Alrededor con Atención.
Observe la tienda antes de llegar a un acuerdo comercial con la empresa. Advierta si los estantes o salones de exposición están llenos de mercaderías y pregúntese si la sede de la empresa parece temporaria.

Preséntese o llame a menudo.
Si ha dejado mercadería o pagó una orden o depósito previo, llame o acuda al lugar con regularidad para averiguar sobre el estado de su reparación o pedido. Tenga dudas si le dicen que el pedido o reparación va a llevar más de treinta días.

Si una Empresa Cierra de Manera Inesperada.
Si la sede de una empresa cerró, busque signos o indicaciones en el domicilio anterior de la empresa que expliquen cómo ponerse en contacto con ella. En el caso de empresas con otras sedes, intente llamar a otro punto de venta o a la sede principal de la empresa para decidir qué medida puede tomarse. Si no existen otras sedes y no hay indicación alguna de dónde ponerse en contacto con la empresa, pregunte a los propietarios de empresas vecinas o competidoras si saben dónde se puede ubicar al propietario que cerró. También es recomendable consultar al propietario o administrador del edificio donde estaba ubicada la empresa si tienen alguna dirección de correspondencia.