Protección al Consumidor

Cómo Protegerse: Health Studios
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


Ingresar en un gimnasio suele implicar la firma de un contrato de adhesión y el pago de cuotas y aranceles. En el pasado, algunos “studios” cerraron después de reunir miles de dólares en cuotas de membresías prepagas. En la actualidad, la ley de Florida exige que la mayoría de los “health studios” se registren en el Departamento de Agricultura y Servicios del Consumidor de Florida y depositen una garantía por un tiempo limitado. Esta garantía se puede usar para compensar a los consumidores cuyos gimnasios cerraron y no brindan un centro alternativo de igual calidad a menos de 5 millas de distancia en auto.

Los gimnasios deben exhibir su constancia de certificado de registro otorgado por el Departamento de Agricultura y Servicios para el Consumidor de Florida en un lugar destacado de la recepción y mostrar el número de registro en todos los avisos impresos, contratos y publicaciones.

Si se ofrecen membresías a largo plazo, el contrato debe contener lo siguiente:

  • información de que el contrato puede cancelarse por notificación escrita enviada dentro de los 3 días hábiles, excluyendo fines de semana y feriados;
  • una disposición por la cual si un asociado muere o queda discapacitado para utilizar las instalaciones, el contrato pueda cancelarse y bonificarse el tiempo durante el cual las mismas no se utilizaron;
  • información de que el contrato no puede obligar al consumidor por un período mayor de 3 años aunque puede ofrecer renovaciones anuales;
  • si al “studio” no se le exigió el pago de una garantía, el contrato debe incluir una cláusula que advierta al consumidor sobre este hecho y los riesgos que se corren al pagar más de un mes por adelantado.
  • para establecer si un gimnasio está registrado en el Departamento de Agricultura y Servicios del Consumidor de Florida, o si se presentaron reclamos contra la empresa, llame al 1-800-HELP-FLA ó al (850)488-2221.