Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Certificados de Vacaciones
Fuente: Oficina del Procurador General del Estado de Florida


El certificado de vacaciones es un acuerdo mediante el cual usted paga por adelantado el alojamiento o las instalaciones turísticas que utilizará en una fecha futura, sin que se designen las fechas de viaje específicas ni el uso del alojamiento o las instalaciones. Por lo general, los certificados de vacaciones se ofrecen mediante el envío de tarjetas postales o cartas en las que se les informa a los consumidores que han sido "elegidos" o han sido "seleccionados para acceder" a unas "vacaciones fabulosas". Puede que estas ofertas se hagan a través del periódico o que un vendedor de certificados de viaje se comunique con usted en forma telefónica. Las vacaciones pueden incluir traslado y alojamiento, o simplemente el alojamiento, con lo cual el traslado al lugar elegido corre por su cuenta.

Tenga especial cuidado cuando contrate este tipo de servicio, ya que va a pagar hoy por un servicio que podría no querer usar por unos meses o más. Si la compañía que le vendió el servicio ya no estuviera en actividad llegada la fecha elegida para hacer el viaje, usted habría tirado su dinero a la basura. Además, habrá pagado por estos servicios “sin verlos antes”. Aun cuando usted pudiera hacer el viaje, el precio de la "oferta" podría terminar siendo mucho más alto y el alojamiento podría dejar mucho que desear o incluso no existir.

Desconfíe de cualquier vendedor de viajes que le diga que debe tomar decisiones de compra en el transcurso de la llamada. Antes de decidirse a comprar un certificado de vacaciones, comuníquese primero con el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor del Estado de Florida al 1-800- 435-7352 para determinar si la compañía está registrada, desde hace cuánto que está operando y si tiene alguna demanda en su contra. Además, el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor del Estado de Florida puede proporcionarle información útil a través de su sitio web www.800helpfla.com/sot.html. Los consumidores pueden presentar una demanda en línea o pedir que se les envíe un formulario impreso a su domicilio.

Desconfíe especialmente si el vendedor de certificados de viaje opera desde otro estado. El Capítulo 559 de las Leyes de Florida exige que todos los vendedores de viajes que operen dentro del Estado estén registrados y cumplan con requisitos rigurosos. Por ejemplo, todos los anuncios publicitarios de vendedores registrados deben incluir el número de registro de dichos vendedores.

Los "valiosos" cupones para restaurantes o atracciones locales, que se ofrecen para convencerlo de que compre el certificado de vacaciones, a menudo son inexistentes o inutilizables, debido a las condiciones de uso limitadas que presentan estos elementos bonificados.

Nunca divulgue el número de su tarjeta de crédito por teléfono a menos que haya sido usted quien realizó la llamada, y asegúrese de que la oferta de la compañía sea legítima. Tampoco proporcione su número de cuenta corriente durante una venta telefónica. Y si el vendedor le avisa que una persona pasará a buscar el cheque por su domicilio, piense muy bien la compra; podría significar que la compañía quiere cobrar su cheque antes de que cambie de parecer o que incluso quiera evadir las leyes que regulan los envíos por correo. Desconfíe de cualquier vendedor de viajes que le diga que debe tomar decisiones de compra en el transcurso de la llamada. Antes de decidirse a comprar un certificado de vacaciones, comuníquese primero con el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor del Estado de Florida al 1-800- 435-7352 para determinar si la compañía está registrada, desde hace cuánto que está operando y si tiene alguna demanda en su contra.

Si decide comprar el certificado, el vendedor tiene la obligación de enviarle un contrato con todos los términos y condiciones del certificado de vacaciones, incluido el importe total que usted deberá pagar, todos los requerimientos de elegibilidad e instrucciones para hacer las reservas.

Usted tiene derecho a cancelar la compra y recibir un reembolso dentro de un plazo de 30 días a partir de la fecha de compra o recepción del certificado de vacaciones, lo que sea posterior. También tiene derecho a cancelarla en cualquier momento si el alojamiento o las instalaciones no están disponibles conforme a una solicitud de uso prevista en el contrato, siempre y cuando se cumplan ciertos términos y condiciones legales. Usted deberá notificar por escrito al vendedor acerca de su deseo de cancelar la compra, e incluir el certificado. A partir de la recepción del aviso de cancelación, el vendedor tiene un plazo de 30 días para devolverle la totalidad del importe.

Si usted decide conservar el certificado y hacer el viaje, no salga de casa sin antes haber confirmado personalmente la disponibilidad de todas sus reservas de hotelería.

A continuación se incluyen algunos vínculos que podrían resultarle de utilidad: