Protección al Consumidor

Cómo Protegerse: Cobrador de Deudas/Consumidor
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


Si un "cobrador de deudas", persona que regularmente trata de cobrar deudas a terceros, se pone en contacto con usted, a usted se le pueden presentar dudas acerca de la cobranza de deudas. Un cobrador de deudas puede ponerse en contacto con usted si usted está atrasado en los pagos a su acreedor en una deuda personal, familiar o doméstica, o si ha habido algún error en su cuenta.

Un cobrador de deudas puede ponerse en contacto con usted en persona, por correo, teléfono, telegrama, o fax. Sin embargo, un cobrador no debe comunicarse con usted o con su familia con una frecuencia que pueda llegar a considerarse un acoso. Un cobrador de deudas no debe ponerse en contacto con usted en su trabajo si sabe que su empleador no está de acuerdo. Un cobrador no debe ponerse en contacto con usted en lugares ni horarios poco razonables, como por ejemplo antes de las 8 a.m. o después de las 9 p.m., a menos que usted esté de acuerdo.

Un cobrador de deudas debe enviarle una notificación escrita dentro de los cinco días posteriores a la primera vez en que se puso en contacto con usted, informándole la suma de dinero que usted debe. La notificación debe también especificar el nombre del acreedor a quien usted le debe dinero, y qué medidas usted debe tomar si considera que no debe dicho dinero.

Usted puede hacer que el cobrador deje de ponerse en contacto con usted escribiendo una carta a la agencia solicitando que deje de hacerlo. Una vez que la agencia recibe su carta, no debe ponerse en contacto con usted nuevamente excepto para comunicarle que no habrá un próximo contacto, o para notificarle si el cobrador de deudas o el acreedor tienen intenciones de iniciar acciones específicas.

Si usted no cree que posee una deuda, debe escribirle a la agencia de cobranza dentro de los 30 días posteriores a la primera vez en que se pusieron en contacto con usted diciendo que usted no debe dinero. La agencia no debe ponerse en contacto con usted después de eso a menos que a usted le envíen pruebas de la deuda, como por ejemplo una copia de la factura.

Un cobrador de deudas no puede hostigar ni insultar a ninguna persona. Por ejemplo, un cobrador no puede utilizar amenazas de violencia contra la persona, sus bienes o su reputación, usar lenguaje obsceno o irreverente, publicar la deuda o

Un cobrador de deudas no puede usar argumentos falsos, como por ejemplo: implicar falsamente que es abogado, que usted ha cometido un delito, o que opera o trabaja para un casa de créditos o falsear la suma de dinero de su deuda, la participación de un abogado en la cobranza de la deuda, o indicar que los papeles que a usted le fueron enviados son documentos legales cuando no lo son.

Los cobradores de deudas no deben decirle que será arrestado si no paga, que le confiscarán, embargarán, adjuntarán, o venderán sus bienes o sueldo, a menos que la agencia de cobranza o el acreedor tengan la intención y el derecho legal a hacerlo, o que se entablará una demanda en su contra, cuando no tienen derecho legal para demandar ni tienen intenciones de entablar dicha demanda.

Si usted tiene dudas acerca de si la agencia de cobranza que se ha puesto en contacto con usted está debidamente inscripta, usted puede presentar una demanda en la Oficina del Procurador General o en la Federal Trade Commission (Comisión Federal del Tratado Comercial), Correspondence Branch (Sección de Correspondencia), Washington, D.C. 20580. Puede presentar una demanda contra la agencia de cobranza por violación de las leyes estatales y/o federales. Si su demanda tiene lugar, pueden indemnizarlo por daños, pagar por los honorarios de los abogados y costas.