Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Limpieza de alfombras
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


Al contratar servicios de limpieza para alfombras, tenga en cuenta lo siguiente:

Busque una compañía
Averigüe cuánto hace que está en el mercado e investigue sus logros y fallas en el pasado. Llame a la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales, al servicio del consumidor de su condado, agencias gubernamentales como el Departamento de Agricultura y Servicio al Consumidor de Florida, la Oficina del Procurador General y la Comisión Federal de Comercio para saber si tiene pendiente alguna demanda u otra acción judicial.

Solicite referencias
Averigüe si la compañía pertenece a alguna asociación de comercio como la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales o la Cámara de Comercio y pregunte a dicha asociación si la compañía es un miembro con buena reputación. Obtenga nombres, direcciones y números telefónicos de otras personas de su área que hayan utilizado los servicios de la compañía y pregúnteles cuál fue su experiencia.

Obtenga los detalles por escrito
Pregunte con precisión qué se incluye en el precio, como por ejemplo: si la compañía moverá el mueble o sólo trabajará alrededor de él; el tipo de máquinas que la compañía utiliza (champú u otros sistemas), si la compañía cobra extra por extracción de manchas, lugares con difícil acceso o agentes protectores. Averigüe el tiempo requerido para efectuar el trabajo de limpieza y la garantía que la compañía ofrece por los servicios; también si será recompensado por cualquier daño causado durante la limpieza. Asegúrese de obtener el importe total, todas las garantías y promesas por escrito.

Sea precavido con promesas demasiado buenas para ser ciertas
Sea precavido si alguien asociado a la compañía le hace una oferta de un precio extremadamente bajo por una gran cantidad de trabajo; puede haber costos ocultos. Obtenga varios presupuestos.

Prueba
Si un representante de la compañía quiere hacer una demostración de una máquina o producto para la limpieza, asegúrese de que se realice en un lugar discreto.

Sea usted quien decida
No dé su número de tarjeta de crédito o número de cuenta bancaria a la compañía hasta que sea el momento de pagar por la limpieza. Si lo desea, puede estar acompañado de un amigo o familiar durante sus discusiones con la compañía y así no pagar demasiado por el trabajo. Es bueno tener a alguien más presente para oficiar como testigo de sus discusiones con la compañía y de la calidad del trabajo que ésta realiza para usted.