Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Al Comprar un Coche Usado
Fuente: Oficina del Procurador General del Estado de Florida


La mayoría de los habitantes de Florida que quieren adquirir un vehículo, comprarán un coche usado y no uno nuevo. Pero el sueño de ahorrar una cantidad substancial de efectivo y conducir en su bonito “joya” puede rápidamente convertirse en una pesadilla de fallas y reparaciones costosas.

Búsqueda
Busque en su biblioteca local material de referencia sobre varios modelos de coches, accesorios, sus costos comparativos y sus antecedentes de fiabilidad. Busque en la sección de Clasificados en su periódico local para comparar precios. Llame a la línea directa Seguridad Automotriz (800-424-9393) para saber si algún modelo específico de coche ha sido retirado del mercado.

Costos
El costo real de un coche incluye más que su precio de compra. Considere la fiabilidad del vehículo. Un carro poco fiable puede costarle mucho más en reparaciones frecuentes, sin mencionar el agravante e incluso el tiempo perdido en su trabajo que puede llegar a causarle. Las condiciones de financiación también pueden afectar significativamente sus costos totales. Controle con su banco local, unión crediticia o incluso su compañía de seguros o automóvil club para comparar las tasas.

Agencia de Venta de Coches Usados.
Verifique con la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau) para saber si han recibido quejas contra algún agente de ventas. Nunca confíe únicamente en promesas orales de un vendedor, las cuales pueden ser difíciles o imposibles de implementar, pídale al vendedor que lo ponga por escrito. Si está considerando comprar un coche específico, insista en que se inspeccione el vehículo por un mecánico independiente antes de comprarlo. Si la inspección independiente es negada, esto deberá ser una advertencia clara y deberá considerar realizar su trato en otro lugar. Pregunte si el vehículo ha estado alguna vez involucrado en un accidente.

“Guía de Comprador”
La ley federal solicita a los agentes de venta fijar una etiqueta de Guía del Comprador en la ventana de cada coche usado. La etiqueta le informará: si el coche viene con una garantía y, si es así, qué protección específica ofrece el agente de venta; si el coche es vendido “como está” (sin garantía); que debería pedir que el carro sea inspeccionado por un mecánico independiente antes de comprarlo; que debería obtener todas las promesas por escrito; y cuáles son algunos de los principales problemas que puede tener con cualquier vehículo. Si el trato fue hecho en español, tiene derecho a retener una versión en el idioma español de la Guía del Comprador.

Garantías
Al comprar un coche “como está”, usted renuncia de toda garantía. No debe esperar ninguna protección legal si el coche es un “limón”. En Florida no hay ninguna Ley del Limón para coches usados. Si el agente de venta no desconoce afirmativamente todas las garantía por escrito, usted estará cubierto al menos por las garantías implícitas de venta (el producto hará lo que se supone que debe hacer), capacidad para un propósito en particular (el consejo del agente de venta que el carro será apto para un uso en particular, como trasladar un remolque), y un bueno título. Si el agente de venta proporciona su propia garantía escrita, lea los términos cuidadosamente para determinar cuáles reparaciones están cubiertas, el alcance de la cobertura (piezas, mano de obra, deducibles, exclusiones), y los demás términos y condiciones. El agente de venta podría intentar venderle un contrato de servicio extendido. Debería considerar el alcance del mismo sobre y si las mismas reparaciones ya están cubiertas por la garantía del agente de venta. El valor de un contrato de servicio está determinado por si su precio es probable de ser mayor o menor que el costo de las reparaciones del coche.

Ventas Privadas
Puede ahorrar dinero al comprar un coche usado a un particular, como por ejemplo por medio de la sección de anuncios clasificados de su periódico local. Pero deberá tener en cuenta que un vendedor particular no tiene la obligación de ofrecerle la Guía del Comprador y no ofrece garantías implícitas bajo la ley del estado. De este modo, sería aún más importante obtener promesas de garantía por escrito y obtener una inspección independiente anterior a la compra.