Protección al Consumidor

Cómo protegerse: Fraudes de trabajo desde casa
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


Los periódicos y las revistas a menudo contienen anuncios que dicen: Gane cientos de dólares por semana en su tiempo libre y desde la comodidad de su hogar. ¡Envíe hoy mismo $37.50 al buzón de correos 555... y descubra cómo hacerlo! Puede que esto le parezca fantástico, pero si no tiene cuidado y envía ese dinero, sus sueños dorados podrían terminar siendo una gran decepción.

Muchos de los fraudes relacionados con el trabajo desde casa tienen costos ocultos. Puede que le cobren tarifas altísimas para acceder a los suministros. Puede que le hagan gastar de su propio dinero para promocionar la venta del producto o servicio. Y aun haciendo todo lo que le piden, puede que ni siquiera le paguen. Los fraudes de trabajo desde casa han estafado al público en millones de dólares.

Cuídese de los fraudes más comunes de trabajo desde casa
Los fraudes más comunes de trabajo desde casa son los que consisten en llenar sobres y los de ensamblaje de productos o trabajo artesanal. En la modalidad de los sobres, es probable que no reciba nada a cambio de su dinero o bien que le envíen un aviso que dice que la única forma de ganar dinero es poniendo un anuncio como el que usted respondió para estafar a más personas con sueños de riqueza instantánea. En la modalidad de ensamblaje de productos o trabajo artesanal, la compañía suele exigir el pago de cargos adicionales para suministros, equipamiento, etc. Luego, una vez que haya hecho el trabajo y haya ensamblado 200 muñecas cosidas y pintadas a mano, la compañía seguramente las rechazará por no cumplir con sus normas de calidad. En realidad, ningún producto cumple jamás con sus normas de calidad simplemente porque nunca tienen la intención de pagarle a nadie.

Protéjase
Una compañía legítima presentará todos sus términos por escrito antes de que usted pague una tarifa. El documento incluirá las tareas que usted debe realizar, cómo se le pagará, quién le pagará, cuándo comenzarán los pagos y cuáles serán los costos totales de las tarifas y los suministros. Aun cuando la compañía presente toda esta información por escrito, revísela bien. Si le parece sospechoso, no envíe el dinero.

Si lo estafan
Presente un reclamo ante el organismo de defensa del consumidor o en la oficina del Procurador General del estado en que se encuentre la compañía. Dicha oficina podría ayudarlo a usted y a otras víctimas de este fraude. También puede presentar un reclamo ante su administrador de correo local (el Servicio de Inspección Postal investiga las demandas de fraudes por correo). También llame al periódico donde vio el anuncio. Informe los problemas que usted tuvo.