Protección al Consumidor

Cómo Protegerse: Servicios de rehabilitación crediticia y exoneración de deudas
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida y la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau)


Una deuda se convierte en un problema cuando una persona deja de utilizar su crédito con prudencia y no puede o no quiere realizar sus pagos puntualmente. Existen formas de manejar la devolución de su deuda con eficacia pero se requiere paciencia y perseverancia. Una deuda excesiva no desaparece de la noche a la mañana. Cuanto más tiempo le lleve devolver la deuda, tanto más pagará en intereses.

Señales de alerta de que su deuda puede causarle problemas

  • Recibe llamadas de empresas de cobranza o de acreedores en relación con cuentas morosas;
  • Trabaja horas extras para mantener el nivel de gastos.
  • Cubre los gastos diarios con los ahorros; o
  • Recibe una negativa cuando solicita otro préstamo.

Consejos sobre la gestión personal de su deuda

  1. Arme un presupuesto doméstico para guiar sus gastos. Es preciso que detalle en él sus ingresos mensuales, al igual que sus gastos mensuales. Su presupuesto debe contemplar un plan de gastos que garantice que cada mes sus ingresos excederán a sus gastos.
  2. ¡No continúe endeudándose! Aparte sus tarjetas de crédito y coordine los esfuerzos para evitar la acumulación de más deuda en los meses venideros. Pague en efectivo o utilice su tarjeta de débito. Si en una emergencia necesita recurrir a una tarjeta de crédito, utilice la que tenga la tasa de interés más baja.
  3. Utilice estrategias para ahorrar dinero a diario con el fin de liberar más dinero. Recorte gastos innecesarios y ahorre dinero cada vez que sea posible. Reduzca los gastos discrecionales en ítems que no son básicos como esparcimiento y salidas a comer
  4. Otorgue prioridad a la devolución de deuda. No todas sus obligaciones de deudas tienen la misma importancia. Comience con los tipos más costosos de crédito de financiación renovable. Pague los saldos con tasas de interés más altas en primer lugar. Mientras tanto, asegúrese de realizar los pagos mínimos debidos en sus otras tarjetas. Considere la transferencia de saldos a la tarjeta de tasas más bajas.
  5. Solicite a sus acreedores que reduzcan las tasas de interés. Contactar a sus acreedores para solicitar una reducción de las tasas de interés o un nuevo cronograma de pagos no hace ningún daño. Sea honesto con los desafíos que enfrenta al intentar reducir sus deudas y asegúreles que le gustaría mantenerse como un cliente leal. A veces un acreedor decidirá reducir la tasa antes que arriesgarse a que usted entre en mora o se cambie a una tarjeta de crédito de tasas más bajas.
  6. Realice pagos adicionales siempre que pueda. Los pagos adicionales pueden reducir el tiempo que le lleva pagar el saldo de manera drástica y ahorrar en el pago de intereses.
  7. Contacte un asesor crediticio sólo si sus esfuerzos no han tenido éxito. Si le parece que no puede hacer ningún avance con un presupuesto factible o mediante la reducción de su deuda, considere tomar otra medida. Puede buscar orientación profesional de un organismo de asesoramiento crediticio sin fines de lucro.

Asesoramiento crediticio

Elección de un asesor
Muchas organizaciones de asesoramiento crediticio no tienen fines de lucro y trabajan con usted para resolver sus problemas financieros. Pero tenga cuidado — sólo porque una organización diga que es "sin fines de lucro" no garantiza que sus servicios sean gratuitos o asequibles o que sus servicios sean legítimos. De hecho, algunas organizaciones de asesoramiento crediticio cobran honorarios altos, algunos de los cuales pueden ser ocultos, o instan a los consumidores a realizar aportes "voluntarios" que les provocan un mayor endeudamiento.

De ser posible, encuentre una organización que ofrezca asesoramiento personal. Muchas universidades, bases militares, sindicatos del crédito, autoridades de la vivienda, y oficinas del Servicio de Extensión Cooperativa de EE. UU. dirigen programas de asesoramiento crediticio sin fines de lucro. Su institución financiera, agencia local de protección al consumidor, y amigos y familiares también pueden resultar buenas fuentes de información y derivación.

Cómo elegir una organización de asesoramiento crediticio
Las organizaciones de asesoramiento crediticio serias le aconsejan sobre el manejo del dinero y de las deudas, le ayudan a elaborar un presupuesto y por lo general, ofrecen material educativo y talleres gratuitos. Sus asesores tienen certificación y están capacitados en las áreas del crédito al consumidor, manejo de dinero y deudas y presupuesto. Discuten toda su situación financiera con usted y lo ayudan a elaborar un plan personalizado para resolver sus problemas monetarios.

Una organización de asesoramiento crediticio seria debe enviarle información gratuita sobre ella misma y los servicios que provee sin exigirle a usted que proporcione ningún detalle sobre su situación. Si una firma no se comporta así, considérelo una alerta roja y acuda a otro lugar en busca de ayuda.

Consejos para elegir un asesor crediticio

  • Busque una organización que ofrezca una variedad de servicios tales como asesoramiento en presupuestos y clases sobre manejo de ahorros y deudas. Evite las organizaciones que le imponen un plan de gestión de deuda como su única opción.
  • Evite las organizaciones que cobran por brindar información.
  • Obtenga un presupuesto específico por escrito. Si una organización no va a ayudarlo porque usted no puede afrontar el pago, busque ayuda en otra parte.
  • No firme nada que no haya leído antes. Asegúrese de que todas las promesas verbales estén por escrito.
  • Intente utilizar una organización que tenga asesores con certificación y capacitación brindadas por entidades no afiliadas. Solicite información sobre su certificación.
  • Busque garantías de que se mantendrá la confidencialidad y seguridad de sus datos personales (incluidos domicilio, número telefónico e información financiera).

Planes de gestión de deudas

Si sus problemas financieros surgen de una deuda excesiva o de su incapacidad de pagar sus deudas, una entidad de asesoramiento crediticio puede recomendarle que se inscriba en un plan de gestión de deudas. Este tipo de plan no es asesoramiento crediticio y tampoco es para todos. Considere ingresar en uno de estos planes sólo luego de que un asesor crediticio certificado haya revisado en detalle su situación financiera por algún tiempo y le haya ofrecido consejo personalizado sobre cómo manejar su dinero.

Funcionamiento de un plan de gestión de deuda
Usted realiza el depósito mensual de dinero en una organización de asesoramiento crediticio, que lo utiliza para pagar sus deudas sin garantía, como los resúmenes de tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, facturas por servicios médicos, según un cronograma de pagos que su asesor elabora para usted y sus acreedores. Sus acreedores pueden acordar tasas de interés más bajas y exceptuarlo de algunos costos, pero verifíquelo con todos sus acreedores y asegúrese de que le ofrecen las exenciones que la organización de asesoramiento crediticio le describe.

Un plan exitoso de gestión de deuda requiere que realice pagos regulares y oportunos y podría completarse en 48 meses o más. Solicite a su asesor crediticio una estimación de cuánto le puede llevar completar el plan. También es probable que necesite acordar que no solicitará -o utilizará- un crédito adicional mientras participa en el plan.

¿Es adecuado para usted un plan de gestión de deuda?

  • Si un plan de gestión de deuda es apropiado, ingrese en uno que le permita pagar a todos sus acreedores antes de las fechas de vencimiento de sus pagos y dentro del ciclo de facturación correcto.
  • No ingrese en un plan de gestión de deuda si no puede afrontar pagos mensuales.
  • Asegúrese de que la organización en la que ingresa abre una cuenta de plica para su dinero y está dispuesta a proveer, con regularidad, los estados de cuenta detallados correspondientes a su cuenta.
  • Contacte a sus acreedores para verificar si bajan o eliminan los intereses y los costos financieros, o lo exceptúan de costos por mora, y consulte cuánto tiempo deberá estar en el plan para comenzar a percibir los beneficios.
  • Aprenda qué deudas no se incluyen en el plan de gestión de deuda porque usted mismo deberá pagar esas facturas.
  • Algunos acreedores exigen un pago al asesor del crédito antes de aceptarlo en el plan de gestión de deuda. Si un asesor crediticio le dice que esto es así, llame a sus acreedores para verificar esta información antes de enviar dinero a la entidad de asesoramiento crediticio.
  • Tenga cuidado de toda organización que le diga que puede retirar la información negativa precisa de su informe crediticio. Esto no puede hacerse legalmente. Es probable que la información negativa precisa permanezca en su informe crediticio entre siete y diez años.

Cómo lograr que un plan de manejo de deuda se adapte a usted
Continúe con el pago de sus facturas hasta que el plan tenga la aprobación de sus acreedores. Si deja de realizar los pagos antes de que sus acreedores hayan aceptado su ingreso en el plan, enfrentará costos y multas por mora, además de entradas de información negativa en su informe crediticio.

Contacte a sus acreedores para confirmar que aceptaron el plan propuesto antes de enviar pagos a la organización de asesoramiento crediticio para su plan de gestión de deuda. Asegúrese de que el cronograma de pagos de la organización le permite pagar sus deudas antes de que se venza el plazo cada mes. Llame a cada uno de sus acreedores el primer día de cada mes para asegurarse de que la entidad les pagó puntualmente. Revise los estados de cuenta mensuales de sus acreedores para asegurarse de que recibieron sus pagos.

Si el plan de gestión de deuda depende de que sus acreedores acuerden bajar o eliminar los intereses o costos financieros, o exceptuarlo de los costos por mora, asegúrese de que estas exenciones se ven reflejadas en sus estados de cuenta.

Programas de negociación de deudas

La negociación de la deuda no es lo mismo que el asesoramiento crediticio o un plan de gestión de deuda. Es posible que sea muy arriesgado y tenga un impacto negativo a largo plazo en su informe crediticio y, a la vez, en su capacidad de conseguir crédito. Muchos estados cuentan con leyes que rigen las compañías de gestión de deuda y los servicios que ofrecen.

Las pretensiones
Las firmas de negociación de deudas pueden sostener que son capaces de arreglar que su deuda sin garantía --por lo general, la deuda de las tarjetas de crédito-- se cancele por una cifra que se encuentra entre el 10 y el 50 por ciento del saldo debido. Las firmas suelen presentar sus servicios como una alternativa a la bancarrota.

Pueden decirle que deje de pagar a sus acreedores para, en cambio, enviar los pagos a la compañía de negociación de deudas. Es probable que afirmen que la utilización de sus servicios no tiene un impacto negativo, o que éste es reducido, en su capacidad de conseguir crédito en el futuro, o que es posible retirar toda información negativa de su informe crediticio cuando haya finalizado el programa de negociación de la deuda.

La verdad
La mayoría de las compañías de negociación de deudas cobran a los consumidores honorarios considerables por sus servicios, incluida una cuota para abrir una cuenta con el negociador de la deuda, una cuota mensual por servicios y una cuota final por un porcentaje del dinero que se supone que usted ha ahorrado.

Tampoco existen garantías de que un acreedor aceptará sólo un pago parcial por una deuda legítima. Si deja de realizar pagos a su tarjeta de crédito, los costos por mora y los intereses suelen acumularse a la deuda de cada mes.

Si bien los acreedores no tienen la obligación de acordar negociar el monto que un consumidor debe, tienen la obligación legal de proveer información exacta a las entidades que elaboran los informes crediticios, incluida su incapacidad para realizar pagos mensuales. En consecuencia, esto puede ocasionar una entrada de información negativa en su informe crediticio. En determinadas situaciones, los acreedores puede tener el derecho de demandarlo para recuperar el dinero que les debe. En algunos casos, cuando los acreedores ganan un juicio, tienen el derecho de embargar su sueldo o imponer un gravamen sobre su vivienda. Por último, es probable que el Servicio de Impuestos Internos considere que todo monto de deuda perdonada es un ingreso imponible.

Servicios de rehabilitación del crédito

Algunas compañías ofrecen servicios de rehabilitación del crédito como parte de los servicios calificados de gestión de deuda calificada o de plan de asesoramiento del crédito. Estos servicios están destinados a ayudar al consumidor a mejorar su puntuación del crédito básica mediante la identificación de posibles inexactitudes en el informe crediticio del consumidor, la corrección de esas inexactitudes y la asistencia al consumidor para reducir su relación entre deuda y crédito. Los servicios de rehabilitación del crédito que se ofrecen junto con la gestión de deuda legítima o servicios de asesoramiento del crédito pueden ayudarlo a comprender mejor sus antecedentes crediticios y cómo mejorar el manejo de su crédito.

Problemas con los servicios de rehabilitación del crédito
Si bien los servicios legítimos de rehabilitación del crédito que se ofrecen junto con los servicios serios de gestión de deuda o asesoramiento del crédito benefician quizás a algunos consumidores, debe evitar las compañías que ofrecen sólo los servicios de rehabilitación del crédito. Estas compañías suelen atraer a los consumidores con promesas exageradas de borrar sus antecedentes crediticios negativos. ¡No lo crea! Sus antecedentes contables exactos, ya sean positivos o negativos, quedarán en su informe crediticio durante al menos siete años, y es probable que algunos datos, como la bancarrota, se mantengan en su informe hasta diez años.

Otro argumento de venta de las organizaciones de rehabilitación del crédito de dudosa reputación es la posibilidad de crear nuevos antecedentes crediticios para los consumidores. Evite las compañías que prometen esto. Sus antecedentes crediticios, buenos o malos, son suyos y los negativos sólo desaparecen con el paso del tiempo. Las compañías que pretenden tener la capacidad de crear antecedentes crediticios nuevos suelen sugerir que usted solicite el Número de Identificación Patronal (EIN, por su sigla en inglés), en esencia, un número de seguridad social para los negocios. Estas compañías luego informan ítems a este nuevo EIN y le hacen abrir nuevas líneas de crédito mediante este número. ¡No acepte! Esta práctica es ineficaz, además de muy ilegal.

Servicios de reducción de las tasas de tarjetas de crédito

Una tendencia creciente dentro del sector de exoneración de deudas que sólo ofrece servicios de reducción de las tasas de tarjetas de crédito. Básicamente, estas compañías negocian tasas de interés más bajas con sus compañías de tarjetas de crédito a cambio de un honorario fijo. Es aconsejable que los consumidores eviten estos servicios.

En la mayoría de los casos, usted mismo puede negociar tasas de interés más bajas de su tarjeta de crédito sin la asistencia de terceros. Antes de llamar a la compañía de su tarjeta de crédito, investigue sobre las tasas de interés actuales para otras tarjetas de crédito y sus requisitos. Si cuenta con esta información le demostrará a la compañía de su tarjeta de crédito que ha estado comparando y podría dejar de usar la tarjeta que le ofrecen. No tema solicitar a un supervisor o alguien autorizado para negociar las tasas de interés. Tampoco tema continuar llamando cada mes para solicitar una tasa de interés más baja.

Señales de alerta frecuentes en relación con estafas

  • Una compañía que garantiza que puede retirar su deuda sin garantía o que promete que este tipo de deuda se puede cancelar con peniques en lugar de dólares
  • Una compañía que pretende que gracias a su sistema usted podrá evitar la bancarrota
  • Una compañía que requiere honorarios por adelantado de más de $50
  • Una compañía que requiere que usted pague cuotas mensuales de más de $40 por mes
  • Una compañía que le indica que detenga las comunicaciones con sus acreedores
  • Una compañía de gestión de deuda que no le suministra un balance mensual que muestre los pagos realizados a sus acreedores
  • Una compañía que le diga que los acreedores nunca demandan a sus consumidores por la falta de pago de la deuda sin garantía
  • Una compañía que promete que gracias a su sistema usted no tendrá un impacto negativo en su informe crediticio o que podrá retirar la información negativa exacta de su informe crediticio
  • Una compañía que promete crear nuevos antecedentes crediticios
  • Una compañía que pretende representar los departamentos de "servicios de tarjeta" o "servicios contables" de su tarjeta de crédito
  • Una compañía que pretende trabajar para una de las entidades de informes crediticios
  • Una compañía que no requiere que usted firme un contrato escrito
  • Una compañía que no cuenta con una política de refinanciación o cancelación

Si decide trabajar con una compañía de exoneración de deudas, asegúrese de verificar sus datos con su Procurador General estatal, en las agencias locales de protección al consumidor y en la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales. Ellos pueden informarle si se presentaron quejas de consumidores sobre la firma con la que está considerando trabajar. Además, pregunte a su Procurador General estatal si la compañía debe contar con licencia para trabajar en su estado y, de ser así, si ésta se reúne esas condiciones.