Protección al Consumidor

Cómo protegerse: el fraude de la lotería
Fuente: La Oficina del Procurador General de Florida


No crea que ha ganado un premio en una lotería de la que nunca participó

Los fraudes relacionados con premios de lotería están convirtiéndose en cosa de todos los días. Estos fraudes suelen aparecer en la forma de cargos por adelantado que buscan despojar a la gente honesta de los ahorros que han ganado a base de trabajo.

Típicamente la víctima potencial o el blanco, recibe una notificación vía correo no deseado, informándole que ha ganado un premio en una lotería, a pesar de nunca haberse inscripto para participar. A menudo, el blanco es el único ganador o uno de los pocos ganadores. Se le pide entonces, que mantenga reserva por motivos de seguridad, impuestos, o para evitar la duplicación de reclamos.

Además, se le explica que los ganadores son seleccionados por un sistema computarizado de sorteo o por búsquedas al azar en agendas y listas de direcciones electrónicas abiertas. Habitualmente se afirma que la lotería opera bajo controles gubernamentales o internacionales usando nombres como “La Lotería Nacional de España” o “Compañía de Juegos de Lotería” para dar la sensación de que se trata de una institución de aparente honestidad. Por lo general, se asigna un contacto (gerente de reclamo de premios o agente de pagos) para asistir al “ganador” en el reclamo de su premio. Se proporcionan números de teléfono y de fax, pero rara vez se manejan direcciones postales.

Se les dice a los ganadores que cuentan con un corto período de tiempo para reclamar su premio, antes de que el dinero sea devuelto a la lotería o entregado a una asociación gubernamental. Para reclamar el premio, el ganador debe proveer información personal detallada en un formulario de solicitud provisto por el gerente de reclamo de premios. Se solicitan copias de documentos que den cuenta de la identidad real del ganador.

El blanco debe ahora elegir entre recibir el dinero mediante transferencia electrónica, abriendo una cuenta en un banco, o encontrándose con el gerente de reclamo de premios o uno de sus asistentes, y recogiendo el dinero personalmente. Entonces, se le pide al blanco que realice varios pagos por adelantado, necesarios para transferir el dinero usando Western Union o compañías similares. Estos pagos pueden incluir tarifas de licencia, de inscripción, varios impuestos, y honorarios del abogado. Los pagos por adelantado también pueden requerirse con el objeto de abrir cuentas bancarias a donde el dinero será transferido, y deberán ser pagadas en efectivo antes de que el dinero pueda ser entregado. Todo esto puede parecer plausible a la víctima desprevenida. Los estafadores adoptan la estrategia de contactar a grandes números de personas, sabiendo perfectamente que la mayoría caerá en la cuenta de que se trata de una estafa. Sin embargo, un cierto porcentaje será lo suficientemente inocente y codicioso como para caer en la trampa.

En algunos casos, los billetes han sido entregados a la víctima en personalmente, pero en la mayor parte de las veces en la que esto ha sucedido, los billetes resultaron ser falsos.

Advertencia general
¡Desconfíe siempre que se le pida un pago por adelantado para obtener un premio! ¡Si parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente no sea cierto!

Recuerde que los detalles de su información personal pueden ser usados por los estafadores para cometer delitos en su nombre, para acceder a sus cuentas bancarias o para abrir líneas de crédito a su nombre.

Recomendaciones

  • No responda a ninguno de estos mensajes
  • Principalmente, no envíe dinero
  • No envíe ni entregue documentos de identificación - ni siquiera copias.
  • Nunca revele detalles de su cuenta bancaria o tarjetas de pago

Si usted ya está en contacto con los estafadores o ya ha pagado costos por adelantado:

  • Guarde todos los mensajes de correo electrónico enviados y recibidos.
  • Guarde todos los documentos de transacciones y envíos de pago
  • Nunca acepte un encuentro en persona con los estafadores para recibir un premio - usted no recibirá ningún dinero y estará poniéndose en peligro.
  • Contacte a su departamento de policía local y siga sus instrucciones.